En una sociedad en cambio como la actual, donde la abogac铆a tambi茅n evoluciona, el abogado dejar谩 de ser 煤nicamente un experto en la gesti贸n de conflictos muy vinculado a la gesti贸n judicial hacia su consideraci贸n como un experto en la gesti贸n de conflictos en general. Como conocedor de una diversidad de m茅todos resolutivos de conflictos, puede aconsejar a su cliente la mejor opci贸n para cada caso concreto, judicial o extrajudicial, y potenciar la colaboraci贸n profesional. Seguir leyendo en colaboraci贸n adefinitivas blog